Blogia
ATENEA NIKÉ

DAVID BISBAL CANTA EN LATÍN

Magnificat *

anima mea Dominum,

et exsultavit spiritus meus *

in Deo salutari meo.

Quia respexit humilitatem ancillae suae, *

ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes.

Quia fecit mihi magna qui potens est: *

et sanctum nomen ejus,

et misericordia ejus a progenie in progenies *

timentibus eum.

Fecit potentiam in brachio suo, *

dispersit superbos mente cordis sui,

deposuit potentes de sede, *

et exaltavit humiles,

esurientes implevit bonis, *

et divites dimisit inanes.

Suscepit Israel puerum suum, *

recordatus misericordiae suae,

sicut locutus est ad patres nostros, *

Abraham et semini ejus in saecula.


Traducción:


Proclama mi alma la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador;

porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,

porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:

su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles

de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,

acordándose de la misericordia

-como lo había prometido a nuestros padres-

en favor de Abrahán

y su descendencia por siempre.


El Magníficat (magnificat en latín) es un canto y una oración cristiana. Proviene del evangelio de Lucas ( 1:46-55) y reproduce las palabras que según este evangelista María dirige a Dios cuando visita a su prima Isabel, madre de Juan el Bautista y esposa de Zacarías.

El nombre de la oración está tomado de la primera frase en latín, que reza Magnificat anima mea Dominum.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres